Creo que es hora de que nos sentemos y hablemos sobre la elección. La vida está llena de ellas. Los hacemos todos los días. Algunas de las elecciones que hacemos son prácticamente invisibles para nosotros simplemente porque no les prestamos atención. Aquí en PIVX creemos que la privacidad es un derecho. Pero al mismo tiempo, también debería ser una opción. Nadie debe ser obligado a hacer las cosas en privado si no quiere o si no puede hacerlo así por varias razones. Incluso hay algunas circunstancias en las que es preferible hacer cosas en público.

Probablemente ya lo hayas adivinado, pero esta edición de PIVX Prose tiene que ver con la elección. Creemos que otorgar a nuestros usuarios el derecho a elegir usar funciones de privacidad es mucho más valioso de lo que parece a simple vista.

En PIVX, hay elección

Antes de entrar en detalles, veamos de qué estamos hablando exactamente. PIVX es una criptomoneda de privacidad, todos lo sabemos. Ofrece algunas de las mejores características de seguridad y conveniencia para nuestros usuarios.

Lo que hace que las características de privacidad en PIVX sean diferentes de otras criptomonedas de privacidad es que tu tienes la opción. No estás obligado a utilizar nuestras funciones de privacidad (es decir, zPIV) para disfrutar de los beneficios y las comodidades que ofrece PIVX. Puedes hacer stake, ejecutar un masternode, votar y crear tus propias propuestas de en la tesorería, y así sucesivamente. Del mismo modo, aquellos que quieran usar zPIV para obtener todos los beneficios de nuestras funciones de privacidad pueden hacerlo fácilmente.

Comparemos PIVX con otras dos criptomonedas cuando se trata de elegir: Bitcoin y Monero. No voy a elegir alguna de ellas, solo los estoy usando como ejemplos ya que son ampliamente conocidas y altamente respetadas.

Con bitcoin, no tenemos la opción de enviar una transacción de forma privada. Todo lo que podemos hacer es confiar en la naturaleza anónima general de la criptomoneda en sí misma. Ya que el hecho de que las direcciones de envío y recepción no se adjuntan necesariamente a ninguna persona de la forma en que lo una cuenta bancaria, si lo hace. Por supuesto, técnicas como el análisis de blockchain pueden revelar al propietario de una dirección determinada.

Si deseas realizar transacciones privadas en bitcoin, es probable que debas confiar en servicios de terceros que podrían ser poco fiables o riesgosos, tales como los llamados servicios de mezcla de monedas. Estos servicios afirman que funcionan mediante la recopilación de entradas de muchos usuarios, luego los combinan y los devuelven a sus propietarios originales, menos una comisión por el procesamiento. En resumen, cuando usas Bitcoin, no tiene muchas opciones para mantener tu privacidad.

Ahora veamos a Monero. Monero es una de las criptomonedas de privacidad más populares en el mercado actual. Utiliza un algoritmo de prueba de trabajo y se basa en una tecnología de privacidad conocida como ring signatures (firmas en anillo). Monero ofrece muchos beneficios a quienes buscan privacidad.

Sin embargo, al usar Monero, los usuarios no tienen la opción de enviar transacciones sin funciones de privacidad. En su lugar, todas las transacciones deben ser enviadas de manera privada. Analizaremos las razones por las que esto es importante más adelante. Por ahora, es importante saber que al usar una moneda privada como Monero, no tienes la elección de realizar una transacción no privada.

¿Por qué esto importa?

Sabemos que los usuarios de PIVX pueden elegir al enviar sus transacciones. Pueden enviar transacciones PIV regulares que se pueden observar públicamente en nuestra cadena de bloques, o pueden usar zPIV para realizar transacciones privadas.

Pero ¿por qué esto importa? ¿Por qué necesitamos poder elegir? Si PIVX es una criptomoneda centrada en la privacidad, ¿por qué no hacer que todas las transacciones sean privadas? ¿Por qué no simplificar las cosas y mantener todas las transacciones privadas por defecto? Para responder a estas preguntas, debemos considerar por qué alguien querría enviar una transacción de forma anónima y por qué alguien más quizá no. Analicemos primero las razones para elegir el anonimato.

El equipo de PIVX cree que la privacidad debe ser un derecho, no un privilegio. Para aquellos que comparten este punto de vista, usar funciones de privacidad es simplemente lo correcto. No importa qué es lo que está haciendo con sus fondos, esa información debe ser suya y solo suya. Ya sea que esté comprando algo inocuo, algo sospechoso o algo embarazoso, nadie más podrá tomar la decisión por ti en cuanto a si esa información debe ser compartida o no.

Otra razón importante para la privacidad es la protección de quienes tienen puntos de vista y opiniones controvertidas. En los últimos años, Palmer Lucky, uno de los creadores del sistema Oculus Rift VR, fue presuntamente despedido u obligado a renunciar a Facebook debido a una contribución política que realizó antes de ser parte de esa empresa.

El que uno esté o no de acuerdo con las tendencias políticas de Lucky es irrelevante. Si desea apoyar una idea política, un grupo o un movimiento, debe tener la libertad de hacerlo sin temor a represalias.

¿No necesitas Permanecer Anónimo?

¿Por qué alguien elegiría no permanecer anónimo? Si usar zPIV es rápido, fácil y barato, ¿Por qué no usarlo todo el tiempo? Para responder a esta pregunta, necesitamos repasar algunas hipótesis. Una posible razón es que si alguien necesita enviar una transacción que luego debe ser verificada por un tercero (es decir, ni por el remitente, ni el destinatario), entonces debe hacerse sin características de privacidad.

Digamos, por ejemplo, que en el futuro, las demandas pueden pagarse a través de criptomonedas. En una demanda hipotética, un consumidor ganó un caso y una empresa le debe el equivalente en moneda fiduciaria de 500 PIV. La empresa puede pagar al consumidor mediante una transacción no privada y proporcionar los detalles de la transacción al tribunal para su posterior verificación. Si la transacción fuera enviada utilizando características de privacidad, sería imposible probar que los fondos recibidos por el consumidor, de hecho, provenían de esa empresa, por lo que dicha empresa aún podría tener problemas al no poder probar que realizó el pago correspondiente.

Este es solo un simple ejemplo, pero existen innumerables circunstancias en las que una transacción que puede ser verificada de manera pública, es preferible a una anónima. Se pueden encontrar muchos más ejemplos en el mundo de los negocios donde la responsabilidad y la capacidad de auditoría son cruciales y antitéticas a las características de privacidad.

A continuación hablaremos de un escenario complicado, pero por favor sean pacientes conmigo. Ha habido rumores de que, en el futuro, las criptomonedas de privacidad podrían ser ilegales en algunos países. Tal vez sea por temor al lavado de dinero, a la financiación del terrorismo, o algo más extravagante. Si esta oscura predicción llega a pasar, las criptomonedas de privacidad permanente serían ilegales. Por ello es mucho más probable que las criptomonedas que simplemente ofrecen la oportunidad de usar funciones de privacidad, puedan escapar de esta clasificación.

Sin Compromisos, Solo Soluciones Opciones

Se nos ha preguntado anteriormente: Si somos una criptomoneda de privacidad, ¿Por qué ofrecemos un medio no privado de realizar transacciones? ¿Significa esto que estamos dando a nuestros usuarios una solución a medias que es inherentemente incompleta?

No. La respuesta es tan simple como eso. Nuestras características de privacidad son de primer nivel, y nuestra tecnología siempre ha estado a la vanguardia de la innovación y la invención. No hay transigencias en nuestras características de privacidad.

PIVX es una criptomoneda de privacidad, pero nuestros objetivos no únicamente son los de proporcionar privacidad. En cambio, nuestros objetivos son promover la libertad. Creemos que la libertad está hecha de muchos componentes. Dos de los componentes más importantes de la libertad son la privacidad y la elección.

No hacemos concesiones. Nuestro manifiesto es claro: libertad a través de la privacidad, libertad a través de la elección.

Lo Único Importante es la Elección

Para aquellos que son grandes defensores de la privacidad, es probable que no opten por usar directamente en PIV. Están invitados a aprovechar al máximo las increíbles funciones de privacidad de zPIV y permanecer tan anónimos como deseen sus corazones. En el otro lado del espectro, aquellos que necesitan hacer transacciones públicas tienen la libertad de hacerlo en nuestra red, sin la necesidad de intercambiar PIV por bitcoin solo para que puedan realizar transacciones públicamente verificables.

No todas las monedas de privacidad ofrecen este tipo de elección. Si bien existe una curva de aprendizaje para comprender la diferencia entre PIV, zPIV y cómo usarlas, creemos que vale la pena. Una gran parte de la libertad no es solo el derecho a la privacidad. Creemos que es igual de importante para nosotros poder elegir entre ser o no ser anónimos cuando así lo decidamos.

Creemos que la privacidad importa. Creemos que la privacidad es un derecho. Pero nunca lo olvidemos, también creemos que todos deben tener la libertad de elegir.

¿Cuál es tu opinión? ¿Importa la elección, o se debe imponer la privacidad por encima de todo lo demás? Haznos saber tu opinión en los comentarios.

 

error20
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial