La privacidad es algo extraño. No pensamos en ella cuando no hay ningún problema, y sentimos que nadie nos vigila. La realidad, desafortunadamente no es tan simple.

La verdad es que todos somos observados y analizados todos los días. Las grandes compañías como Google, Facebook y Apple nos miran meticulosamente bajo el pretexto de que sus acciones son benignas o centradas únicamente en “mejorar la experiencia del usuario”. El mundo acaba de recibir una fuerte bofetada en la forma de la reciente noticia de la minería de datos de Facebook. Así que ahora es el momento perfecto para hablar sobre la necesidad de privacidad, solo solo para los paranoicos, sino también para las personas promedio.

¿Y qué hay de aquellos que dicen que la privacidad es solo para los que realizan actividades ilegales y en las sombras?

¿Cómo puedes proteger tu privacidad?

Hay una razón por la que tenemos puertas y cortinas nuestras casas. En pocas palabras, el hecho de que no estamos haciendo algo malo no significa que tenemos que transmitir abiertamente todas nuestras acciones a los demás, o permitir que las entidades corporativas impulsadas por el afán de lucro tengan pleno acceso a nuestras vidas privadas.

Y no solo las compañías detrás de las redes sociales y las compañías tecnológicas nos observan. Por el contrario, el sistema financiero global del que todos formamos parte de manera inevitable, nos observa muy de cerca, o aún más. No solo les damos nuestro nombre de usuario y nuestra ubicación de GPS, los sistemas financieros, como las oficinas de buró de crédito y los bancos, conocen incluso nuestros detalles más íntimos. Conocen los números de identificación de nuestro gobierno, los números de pasaportes, las direcciones, los números de teléfono y todo lo demás bajo el pretexto de “conocer a su cliente” o las leyes de KYC (acrónimo en inglés de “Know Your Customer”). Es por eso que elegimos usar PIVX cuando se trata de nuestras finanzas. Porque elegimos independencia, y lo más importante, elegimos privacidad. Entonces, a la luz de las recientes violaciones de la confianza pública por parte de las grandes corporaciones, tomemos un tiempo para revisar los cinco niveles de privacidad que ofrece la red PIVX.

Identidad privada

Como acabamos de mencionar, cualquier transacción que realices con un banco no es privada. Todo lo contrario, ese tiempo o dinero que donaste a Wikileaks, o a un partido político o movimiento social, usando tu tarjeta de débito Visa, ahora es esencialmente parte de su registro permanente. Los bancos y las redes de procesamiento de pagos mantendrán y recordarán esta información para siempre. No solo lo mantendrán, sino que también estará ligado a tu identidad oficial gubernamental. Ahora digamos que a partir de ahora tu nombre aparecerá en una investigación aleatoria del FBI que no tiene nada que ver contigo. Se extraerán tus registros bancarios y tu pequeña compra o donativo totalmente legal ahora forma parte del registro público. En PIVX, hacemos las cosas de otra manera. Cualquiera, en cualquier parte del mundo, puede crear un monedero PIVX en su computadora o dispositivo móvil en segundos. Este monedero PIVX nunca está vinculado oficialmente a ningún registro de identificación sobre ti o cualquier persona con la que realices transacciones alguna vez. En cualquier momento, puede crear un nuevo monedero y comenzar de nuevo sin vínculos a ninguna actividad que hayas hecho en un monedero anterior. Eso suena muy bien, pero puede que estés pensando, ¿qué pasa con las aterradoras tecnologías como el análisis de cadena de bloques? ¿El FBI y la NSA no han estado observando de cerca la red Bitcoin? ¿Bitcoin no funciona con los mismos principios? Bueno es por todo esto que hemos llevado las cosas un poco más allá.

Red privada

Digamos que te encanta PIVX (¿y a quién no?) Y quieres ayudar a mantener la red y tal vez ganar alguna recompensa en el camino. La buena noticia es que puede hacerlo sin necesidad de revelar nada sobre quién eres tú o dónde en qué parte del mundo te encuentras. Participar en la red es tan fácil como descargar un monedero y conseguir algún PIV.

¿Quieres ir un paso más allá y ejecutar un Masternode? No hay problema. Al igual que con la ejecución de un monedero y el staking, puede ejecutar un masternode sin necesidad de comprometer tu anonimato.

¿Estás realmente obsesionado con la privacidad? Incluso puedes ejecutar un Masternode PIVX sobre la red TOR.

Envío privado

Hace unos meses, PIVX lanzó uno de los sistemas más avanzados e innovadores para mantener la privacidad absoluta y el anonimato en una red Blockchain. Usando un sistema que llamamos zPIV, cualquier persona en la red PIVX puede enviar dinero de forma totalmente anónima. Si alguien intenta buscar el origen de los fondos, no encontrará nada.

Este sistema de privacidad funciona con uno de los protocolos de privacidad más avanzados, un protocolo conocido como Zerocoin. Si bien la implementación de Zerocoin que utilizamos es bastante compleja, puede leer más al respecto aquí en nuestra documentación oficial sobre el protocolo de privacidad que utiliza PIVX. El punto más importante es que realizar transacciones en PIVX usando zPIV protege tu privacidad y anonimato de manera absoluta. Lo hace sin necesidad de utilizar ningún truco como la mezcla de monedas (coin-mixing) o confiar en un número selecto de personas que podrían tener no muy buenas intenciones. No, PIVX es real, y cualquiera con suficiente habilidad técnica puede mirar dentro de nuestro código y verificarlo por sí mismo.

Recompensas privadas

Una de las nuevas características más interesantes de PIVX planeadas para este 2018 es la capacidad de los participantes de la red para realizar stake y ganar recompensas en unidades de zPIV. Hasta ahora, zPIV solo ha sido útil como medio para enviar PIVX de forma totalmente anónima. Si desea participar en nuestra red privada y obtener recompensas, aún necesitas tener tu criptomoneda en forma de PIV. Pero con la nueva actualización en la versión 3.1 de la billetera, los usuarios podrán hacer stake y ganar recompensas en zPIV.

Esto es increíblemente importante porque cuantas más personas usan el sistema zPIV, más eficaz se vuelve el anonimato. Ahora, los participantes habituales serán incentivados para mantener zPIV, lo que no solo fortalecerá la velocidad y la estabilidad de la red, sino que también mejorará enormemente el anonimato para todos.

Hasta la fecha, PIVX sigue siendo la única criptomoneda de prueba de participación (proof-of-stake) que ofrece anonimato total, además de estar respaldada por un sólido equipo de desarrolladores y criptógrafos. La mayoría de las monedas privadas de la competencia aún se basan en la protocolos obsoletos, o mal gastan energía en la minería de prueba de trabajo (proof-of-work). En PIVX, queríamos hacer algo mejor, así que hicimos realidad la tecnología de nuestros sueños.

Intercambio privado

No estando conformes con el increíble logro de crear la prueba de participación con zPIV, el equipo de desarrollo de PIVX está dando un gran paso hacia el futuro con la implementación de nuestro propio exchange, completamente privado y descentralizado. Así que ¿Qué es un exchange privado y descentralizado?

En pocas palabras, es nuestra manera de permitirle a toda nuestra comunidad, intercambiar de forma libre y anónima criptomonedas a zPIV de manera directa. Al día de hoy, si quieres tener algo de PIVX, probablemente necesites usar un servicio de exchange centralizado que podría ser atacado por hackers o incluso de un grupo financiado con fondos públicos destinados a usuarios de criptomonedas. El exchange privado de PIVX, se llamará zDEX, y operará en nuestra poderosa red de Masternodes, permitirá a los usuarios convertir monedas como Bitcoin a zPIV al instante, con total anonimato y privacidad.

Nunca renuncies a tu privacidad

Con suerte, el escándalo de Facebook servirá como una lección y una advertencia para el público en general. Simplemente no podemos confiarle nuestros datos confidenciales y privados a las empresas y a los bancos. Al menos, no cuando tenemos opciones. Es por eso que nuestra comunidad elige usar PIVX, y elegimos usar zPIV para mantener nuestro anonimato y nuestra independencia financiera fuerte y segura.

La privacidad es un derecho humano, pero es un derecho que debemos defender y proteger todos los días. Las grandes compañías que se benefician de la explotación de nuestra información no se darán por vencidas y nos darán la privacidad que merecemos. Necesitamos unirnos y defender nuestra privacidad nosotros mismos. Y ese es uno de los elementos clave de lo que se trata PIVX. Concluimos con una cita más que acorde a los tiempos actuales:

“Argumentar que no te importa el derecho a la privacidad porque no tienes nada que ocultar no es diferente de decir que no te importa la libertad de expresión porque no tienes nada que decir”. — Edward Snowden, ex contratista de NSA.